martes, 21 de abril de 2009











Este es Pelayo. Su historia es la que sigue:
Tiene solo 8 meses y le atropello un coche. Su dueño lo llevo al veterinario para dormir lo (matarlo). Menos mal que el veterinario llamo a Refugio Kimba y los voluntarios fueron a recoger el perro a la casa del dueño. Cuando preguntaron porque querría dormir lo les dijo: Como me voy a gastar 600 € en un perro (que luego a lo mejor ya no le serviría para la caza etc etc)! El señor llevaba un Mercedes 4WD SUV!!!
En fin, hay que decir , por desgracia, que por lo menos este lo llevo al veterinario para sacrificarlo. Podía haber pasado de el o matarlo de las formas tan horribles que ya sabemos todos.
Casi de agradecer, aunque suena horrible!
Ventaja también que por lo menos no estaba en los huesos y se le podía operar enseguida, cosa que hizo el veterinario. Los costes para el refugio Kimba, claro.....
Tenia la pata rota y varias heridas mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada