sábado, 6 de noviembre de 2010

Sophie, al final una afortunada














Sophie, al final una afortunada
Silvia, una mujer que vive en Valencia y que hace mucho por todo tipo de perros trabaja y dedica su sueldo a salvar animales pagando su pensión de perros, operaciones etc de los perros recogidos. El sueldo de su marido lo dedican a mantenerse. ¿Precioso, no?
Silvia se ocupa sobre todo de los casos graves. Por eso querría contar aquí la historia de la galga Sophie.
Como tantos animales, Sophie deambulaba por allí, abandonada y asustada, por la zona de Badajoz. Una señora, Isabel, se ocupaba de darla de comer y así intentar cogerla, pero no se dejaba.
Una de las noches que Isabel estaba allí para darle de comer a la galga ve que esta aparece con la mandíbula totalmente destrozada. El pobre animal se dejó coger porque ya no podía mas por el dolor que estaba sufriendo.
Cuando Isabel vio la gravedad de las heridas (también le faltaba la mitad de la lengua) pidió ayuda por Internet a organizaciones y animalistas porque ella no se podía hacer cargo de los gastos que supondrían operar a Sophie.
¿Como puede un ser humano hacerle algo así a un animal? ¿Dormirán estas “personas” por la noche? Espero que no.
Silvia enseguida contesto diciendo que se querría hacer cargo de Sophie. Un señor amable le lleva la galga de Badajoz a Valencia , unos 750 kilómetros (y vuelta, claro).
Enseguida se la llevo al veterinario. Se efectúa una operación increíble, le pusieron un montón de tornillos para reconstruir la mandíbula. Se le dio de comer a través de tubos y luego con jeringuilla como se puede ver en el video adjunto. Vivió durante 4 meses en la clínica aunque el veterinario se la llevaba a su casa los fines de semana.
Poco a poco iba mejorando. Empezó a comer por si sola y ahora esta perfectamente como se puede ver en la foto.
La organización Americana GRIN recaudo fondos para ayudar a pagar las facturas y la manutención pero lo mejor es que la secretaria de la fundación, Wally, quien ya tiene 3 Greyhounds, decidió adoptarla.
Telma, la presidenta de GRIN, y Wally vinieron a España a finales de Septiembre desde California para visitar a los refugios que ayudan y a su vuelta se iban a llevar 4 galgos que estaban adoptados allí. Visitaron Malaga, Villa Martin, Sevilla y después Valencia donde estuvieron 4 días y volvieron a Madrid con Silvia y los 4 galgos para coger su vuelo de vuelta.
Una de las galgas estaba tan nerviosa que decidieron no embarcarla, pero afortunadamente ya ha viajado a Estados Unidos antes de ayer y ha llegado bien.

Sophie esta ahora feliz en su nueva casa aunque el principio fue difícil. Tiene mucho miedo de los hombres. Wally todavía trabaja pero su marido no y el tercer día, cuando Wally se fue a trabajar Sophie salto por la ventana (cerrada!!) de la cocina, la rompió, y se fue a la calle, suponemos que buscaba a Wally. ¡Increíble!
El marido pudo afortunadamente llevarla de vuelta a casa. ¡Que susto! Así que el día siguiente la pusieron en un transportin grande dentro de casa. Pero ¿que paso?
Se salio del transportin (!) y salto por otra ventana con la suerte de que esta era de doble cristal y no pudo romperlo.
Va cada día mejor. Así que al final ha sido una perra muy afortunada.
Muchas gracias a todas las personas que se dedican a salvarles la vida a estos preciosos animales.
En este enlace se puede ver un video de cómo la alimentaban los primeros días.

http://www.youtube.com/watch?v=hDhl2cr4LdQ&feature=player_embedded












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada