domingo, 13 de junio de 2010


Esto es un correo de los tantos que me llegan y lo quiero copiar en este rinconcito porque defina perfectamente los sentimientos que tenemos los que estamos en esto de los animales. Pobrecito. A ver si tiene suerte y lo saquen de allí antes de que lo sacrifiquen. Y así me llegan miles……
Copio:

Norman, cuando te veo, me pregunto si alguna vez sentiste en tu cuerpo el calor de un confortable hogar en los meses de invierno...

Me pregunto igualmente si alguna vez se te estremeció la piel al sentir una mano acariciándote el lomo.

Siento curiosidad, tengo mis dudas, pero me sigo preguntando, si alguna vez te sobrecogiste con un fuerte abrazo humano.

Desconozco tu pasado, como otros tantos que han pasado por donde ahora tú te encuentras, desconozco tu destino, porque en ocasiones, el deseo y la voluntad no son suficientes para cumplir unos sueños.

Norman, si a todas esas preguntas me respondieras con un NO, seguramente en tu vida habrás sufrido lo contrario, quizás no sepas el significado de esas palabras, pero seguro que entenderás esos actos tan pronto pudieras sentirlos.

Queremos ayudarte, queremos sacarte de ahí, siempre se enternecen todos por los perros más pequeños, pero creo que las vidas más injustas, en ocasiones, son las de aquellos perros más grandes.

Necesitamos ayuda para sacarte de ahí, necesitamos alguien que pudiera darte un cobijo, ya sea un particular o protectora y sobre todo, madrinas y padrinos que respalden tu vida, a partir de ahora, para que dejes de sobrevivir y sí VIVAS feliz, seguro y confiado.

Ayuda a Norman, ayúdanos a ayudarle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada